domingo, 4 de julio de 2010

Cuando algo se pierde......

Desde hace ya tiempo
que lejos me siento.
Apartado observo,
e inquieto parezco.
Impasible y tonto;
los que ven ciegos.

Y mientras...
mi mirada,
mi alma
y mis ojos,
rasgados de lamento,
sin brote ni sarmiento.

Girados los rostros,
esquivos otros ojos,
tornados los encuentro.

En extraño lugar desvanezco,
sin mesura ni conocimiento.
Pues a personas a las que amo,
les han cambiado sus gestos.

Ondea la duda,
la burla que ofende,
y clava su espada
que con el dolor viene,
y la retiene la nada.

Las palabras desvanecen.
Las risas, timoratas se esconden.
Ese se sabe,
se conoce,
se palpa presente
y se atraganta el aire.
La sal en las heridas escuece
y en el dolor me retuercen.
Es el engaño cruel,
del que sois cómplices.
Pues dónde queréis verme
Entre el olvido y la muerte...

Duele.
Duele.
Duele.
Duele.
Duele.
Duele!

A este escalofrío vuestro,
al que le hablo y le miro,
tras la filosofía de mi escritura,
con la ambigüedad y soltura,
del último punto suspensivo,
hacia él rumbo me dirijo,
sin orden ni cordura,
al inicio de mi partida.

Mientras las palabras,
también duelen,
sólo de tragarlas,
duelen.

A todos,
duelen.
Y a mí,
me duelen.

Duelen cuando pasan,
Duelen cuando no pasan,
ásperas cuando rozan,
en la paradoja que viajan
y acaban guardadas
con amargura envueltas
al cobijo de las tristezas.

No hallo forma de decirlo.
Por eso sin rubor pido,
dejadme por favor,
dejadme solo,
dejadme,
sólo.
Que es esto
y otro dolor,
del que no me repongo.

Que así como llego,
maltrecho del camino,
aúno todo esfuerzo,
de mi agotado corazón.
Y no es alivio ni aliento
lo que encuentro.
Y cansado,
ya no soporto,
este rudo dolor.


......duele!

jueves, 27 de mayo de 2010

El Amor entre otras cosas

En este punto,
hete aquí
que veo que...

Harto de amor,
sin dejarlo nunca
Te Quiero Amor.

Amor,
que me desahogas
Amor,
que me sumerges
Amor,
que me destrozas

De un solo roce

A ti me dirijo,
para que sepas que...

Me tiemblas
Me acallas la voz
Me volteas el alma,

que me desgarras
y me atrapas
en tus garras

Manténme preso
pero ileso
de este sentimiento
Pues ya me consigues
inquieto,
arbitrario,
inesperado.

Me abrumas
con tus dudas.
Tú,
nunca responsable.
Por eso,
basta!

Pero,
no me dejes
Amor

Cúbreme de mariposas
entra en mi cuerpo
aletea por mis venas
y manténme despierto

No brotes en otro lado,
que tus raíces investiguen
en verdad este sentimiento
creciendo en tronco erguido

Que de flores ramifiquen
los frutos de este tiempo
y en la vida siempre
permitas mi alimento.

Pues el Amor,
es mi Motivo.


martes, 13 de abril de 2010

Soledad de la Noche

Noche perenne que obligas a reunirme contigo. En el silencio y con la calma de los dormidos, quedo abandonado a mi cruel suerte. Es cuando los sonidos omnipresentes y banales de las rutinas en masa dejan de esconderme de la verdad de mi escritura y, entonces, empiezan a emerger los alaridos de las profundidades de mi ser. Esa parte que queda como poso del día una vez ya está consumido. Por suerte, con el paso de las horas, llega de forma inexcusable un renacer, con el permiso de la muerte.
Escribo y escribo para acallarte, hasta que venga a buscarme el sueño. En ese justo momento, que también llega, me voy deteniendo lentamente y cuando lo veo llegar, me rindo, hasta estar de vuelta a las rutinas en masa, tantas y tantas veces sin advertir su presencia.

domingo, 4 de abril de 2010

Cantos

Escogí esta melodía para abrir el silencio y emerger de la letanía.
Suenan brisas que esparcen los algodones del cielo.
De la mano de una voz, transporto estas palabras que resuenan y resuenan a todo lo largo y ancho de los espacios que como entre sábanas ligeras caen lentamente meciéndose en el aire y cuidan el abrigo necesario como un abrazo cercano a través del candor de las notas.

Hoy ya es abril en el calendario.

Las flores ya nacieron hace unos pocos días y la primavera se despereza. El sol comienza a cubrirlo todo con su luz y, cada vez más, estira el día para dejar menos espacio a las noches negras y vacías. Los fríos, que parecían eternos, empiezan a deshacerse en tiernos riachuelos que fluyen como la sangre conmovida en los capilares de un cuerpo y, entonces, descienden a través de las montañas, pasean por los prados vestidos de grandes esperanzas. Así, llegan hasta el río y de éste gran caudal, desemboca al mar y, a su vez, el mar llega a tu orilla. A su destino más grande.

Lanzo al mar una botella,
son letras sus tripulantes
que bajo bandera personal,
barca y navegantes,
rumbo hacia a ella que van.

Barca, Navegantes
Cruzad, cruzad,
raudas, cruzad
importante misión os he encomendado
pues tenéis que llevar al otro lado,
a razón de un amor aletargado
el mensaje que debo entregar:
Cosita, lo supe al despertar
¿Sabías que mis labios
amanecen
con
sabor
a caramelo?
Es Amor,
Sí.

Te Amo
¿Lo sabías?

Ahora Canto,
Y por eso canto,
Lero, lero,
Baïlèro, lero.


Chants d'Auvergne - "Baïlèro"
compuesto por Joseph Canteloube
e interpretado por Victoria de los Ángeles

jueves, 31 de diciembre de 2009

FELIZ AÑO 2010


Quiero desearos una excelente entrada para este nuevo año y también quiero agradeceros a todos los que me "soportáis" y os animo a que lo sigáis haciendo.

Pedid muchos deseos, iluminad vuestros rostros, pensad en nuevos proyectos para vuestra vida, es momento para hacerlo y tratad de llenar todos los espacios y personas que os rodean de ilusiones nuevas.

Adiós 2009, Bienvenido 2010.
El Niño del Espejo (...que se va haciendo mayor)
;-D

miércoles, 30 de diciembre de 2009

Juguetones

Seguíamos jugando
entre el fuego,
y ante las peticiones,
la tuya y la mía;
yo daba; tú dabas.

Borrachos
envueltos en llamas
e insensibles ambos,
mientras las pieles ardían
y el olor a quemado
yo daba; tú dabas.

Apenas perceptible.

Inconscientes,macabros,
pirómanos y ansiosos
derritiendo los hielos eternos
de las experiencias perras
yo daba; tú dabas.

Bailes calientes
sobre las brasas
del infierno de las ausencias
olvidando quienes éramos,
quienes seríamos,
ignorantes en las nubes
yo daba; tú dabas.

Pulsos de resistencia
excesivamente desvariados
fuerza bruta
sin límites dispuesta
yo daba; tú dabas.

Incondicionales
con condiciones
yo no dí; tú no diste.

En el juicio de nuestros destinos,
la sentencia fue clara:
culpable por ausencia

jueves, 3 de diciembre de 2009

La Dama Blanca

Pintura de Felix Mas - "Transparencias"

Apareció de entre el revuelo y el ruido. Vestía suaves gasas blancas, sobre su cabeza, una pamela ancha bajo la que se le adivinaba su cara angelical. Se acercó sin apenas pensar sobre el riesgo de lo desconocido y, sin miedo, cogió mi mano. Yo estaba sentado en la arena de espaldas al mundo y jugando triste al final de las sombras que se dibujaban en la lejanía, cuando de pronto, solicitó mi atención, cómo no, me sorprendió y cuando vi cómo me ofrecía su mano, entre lágrimas la tomé entre las mías y no pude más que mirarla a los ojos como quién mira a un ángel; sorprendido. Entonces, con su fuerza me ayudó a levantarme. Yo no era capaz de dejar de lado mi asombro y fué cuando me regaló su sonrisa. Quedé embelesado con aquel gesto. Dejé de oír las olas y el murmullo del fondo y perdí por completo la noción del tiempo. Desde entonces, la llamo mi Dama Blanca y hoy, celebro el día en que la conocí...


martes, 20 de octubre de 2009

Residentes de la imaginación

El sufrimiento le lastraba y no la dejaba liberarse. Mantenía tensos todos los músculos de su cuerpo. Agarrotada, caminaba desde hacía demasiado tiempo de la mano de la tristeza. Comenzaba a ser consciente de que eso debía cambiar. Pero cómo hacerlo, quién le mostraría el camino de la verdad, el del amor que anhelaba, el de permitirse sentir sin más, el de poder relajar todos sus músculos de una vez por todas. Realizar al fin un brindis a la vida.
Trataba de mirar intensamente intentando recuperar el recuerdo de la niñez. Aún peleaba internamente y esperaba la ayuda externa, un pequeño empujoncito que le certificara y aprobara la decisión correcta y de esa forma, sentirse segura.
Fue bajo el calor de un beso y la intensidad de un abrazo que el aire transformó sus sentidos y ocurrió el milagro.
Buscó piezas de museo, reliquias perdidas y olvidadas, cosas ocultas. Y trató de borrar el sentimiento de ...
Mientras, se repetía: relájate
(*)

domingo, 20 de septiembre de 2009

La fragilidad del cristal

Me quedaré sentado en la puerta, detrás, apoyado, hasta que el frío me atraviese la piel, se introduzca entre las capas, pase por dentro de mis venas de sangre y que por su circulación arribe al corazón para helarlo, Corazón congelado, duro, pero frágil, cual brisa que me falta cual sonrisa tenue y desvanecida por el miedo, por la locura, la desesperación.
Y, todo lo que es frágil, a poca mirada... es capaz de hacerse añicos y romperse en mil pedazos. Para no poder volver a reconstruirse. Sin pegamento posible, ni con la más dulce de las virtudes recuperar su esplendor.
Entonces comprendí el porqué de la fragilidad del cristal. Comprendí que puede ser de los más bello pero, también, de lo más vulnerable.
(*)

martes, 15 de septiembre de 2009

La Flecha de Cupido



...Y poniendo a prueba la distancia,
certero y alocado Cupido lanzó su flecha
atravesando la tierra,
el mar, el cielo y,
lo que se cruzaba a su paso,
para entre el desgarro de fuego
que producía en el aire
clavarse en el corazón de destino,
que quedó impactado de amor rojo,
entre sangre, susurros y sollozos.

Subiendo la intensidad leve y suavemente
hasta llegar a alcanzar el paroxismo,
el sumum del placer,
el colapso agradable.

Te espero al final del tiempo,
adónde no existen los límites,
y podemos disfrutar de nuestro espacio juntos,
libres y fuera de este abismo que nos separa
y que me ahoga en desesperación
sin ver ni sentir tu presencia.
(*)

lunes, 14 de septiembre de 2009

Como en Studio 54


La disco se eleva a templo mágico en el que se escuchan conjuros, se realizan rituales de apareamiento y se mezclan bebidas y gentes de todo tipo y condición para deleitar paladares finos y no tanto.
Mientras, el que ordena todo eso, quién impone el ritmo, se preocupa de que todo vaya bien, que sea un disfrute, que brillen los ojos, que se estiren las sonrisas, que bailen al son los cuerpos en movimiento desconectando así de la realidad y su problemática cotidiana para enchufarse al momento, simplemente y sentirse libre, si es posible.
Dedicado

viernes, 11 de septiembre de 2009

Un atardecer

Desde mi mundo quieto, observaba como las nubes se movían en el cielo como caracoles en las plantas. Parecía un azul resbaladizo por el que deslizaban algodones impasibles y mecidos por la brisa. Los árboles agitaban levemente sus ramas y, con un verde de esperanza le decían adiós,
hasta pronto, que tengas suerte.
Y los pájaros tristes, no querían abandonar las nubes y volaban y volabanqueriendo acompañarlas en su viaje pero a sabiendas de que no podrían alcanzar su destino por mucho que lo intentaran y,
entonces, cuando el cansancio las abatía, a sus alas, se quedaban a reposar en los árboles y a hacerse compañía mútuamente.

jueves, 10 de septiembre de 2009

¿Lecturas?

Como poder leer un libro sobre el césped, al sol y con la brisa fresca acariciándome mientras oigo las hojas de los árboles, oigo el trinar de los pájaros, veo personas correr desesperadamente para no perder el tren, no se sabe cual, ver mover maletas y gente muy variopinta pasear, otros haciendo mesa redonda en el suelo, otros comiéndose un picnic, fumando, descansando, es momento de relajo. Apreciando estas cosas, me resulta difícil dirigir mi concentración hacia un libro de dudosa vida. Son riquezas sensitivas, sensoriales que no se deben dejar escapar.


miércoles, 9 de septiembre de 2009

Ideas

Cuando llegue a casa, subiré todas las persianas hasta el cielo. Haré que entre el sol y que ocupe todo el espacio de que sea capaz, que tontería, lo ocupará todo, absolutamente, todo. Será entonces cuando la claridad despeje la oscuridad y la duda, pues ya no tendrá espacios ni rincones adonde esconderse. Será entonces cuando aprecie todos los detalles tapados y ocultos de un sólo color; el negro. Será entonces cuando los colores se expresen, en vez del monocromático sentimiento de desdicha que me embarga.

martes, 8 de septiembre de 2009

Solamente


Si solamente con unas palabras, pudiera arrancar de cuajo lo negativo,
si con solamente una canción, pudiera descansar su pensamiento aunque solamente fuera por un instante,
si solamente con esta lectura, consiguiera aliviar su dolor...

Sí, solamente, por eso escribo. Y no cesaré en mi empeño, si solamente sé, que con esto, algo consigo.


Desvaríos ridículos presenta....

FESTIVAL DEL HUMOR:

El otro día, entro a una farmacia con un helado en la mano y le digo a la farmacéutica:

- Disculpe, ¿tiene algo para la garganta?

A lo que ella responde mirando al helado con una leve sonrisa y yo no puedo reprimir la mía tampoco y le contesto:

- No, no, si es por el aire acondicionado.

FIN.

;-D

domingo, 6 de septiembre de 2009

Sin título, sin nombre; sin más

La montaña más alta no sería suficiente
para gritar a este silencio,
para que toda la tierra se enterara
y los ecos de mi voz retumbaran
en todas las esquinas,
en todos los lugares
para que hasta los sordos,
me escucharan.

Ni dolor más profundo
que pueda desgarrar mi alma
de la misma forma
y con la misma intensidad.

No habrá igual,
no habrá
no habrá día
y no habrá noche,
igual.
No habrá.

Ya no hay,
es el vacío de mi alma
y el desangrar de mi corazón
que con mis pulmones
llenos de suspiros rotos
se quedan sin igual
y ya no habrá, no.

Los temblores doblegan mis fuerzas
que ya no estarán; ya no habrán.
Todos los sueños caen en espejo roto
que ya no habrá.
Desde entonces,
se convertirá en silencio;
roto, que ya no habrá.

sábado, 8 de agosto de 2009

Cachivaches

Dedicado especialmente a la Niña de las Flores.
Aquí te dejo un nenúfar ;-D
(Fotografía de Jorge Burrueco - Nenúfar)


Son cachivaches. Cosas sueltas. Solamente, formas de sentir esas cosas:

El cielo es el reflejo del mar y, las nubes, islotes del océano.

Vía abierta

Entre fibras naturales

Resoplando alientos

Atusando mares

Escuchando ideas

Juegos de letras

Sopas de pensamientos

Luces de sombras

Viajes mentales

Pajas ajenas

Ojos prestados

Pelador de almas

Variador de registros

FIN

domingo, 26 de julio de 2009

Corazón


Amiga,
solamente dile,
Que no quiero hacerlo,
Que no puedo,
Que no me quedan fuerzas,
Y que la querré
por la eternidad.

Que jamás podré borrar
su imagen de mi mente y
Que mi corazón...
Que mi corazón...
Que mi corazón...
se convirtió en suyo,
que me lo robó
y no me lo ha devuelto,
que ahora
le pertenece por derecho
y que se lo entrego,
pues yo,
¿ para qué lo quiero ?

viernes, 24 de julio de 2009

Pelo

Mientras me escuchabas, me coincidías la mirada y además, atusabas tu pelo, llevándolo hacia otro lado, llamando mi atención que me hacía reaccionar estupefacto y sin pestañear me dabas el primer aviso. El segundo, lo hiciste hacia el otro lado y me zarandeaste cruelmente pues la concentración que mi mente necesitaba para extraer las palabras bien articuladas por mi boca... esto.... lo que quería decir, se vió resentida y tambaleaba.
Yegua al galope, crines al viento y, las riendas... las riendas...
¿ Quién las controla ?


domingo, 19 de julio de 2009

Ámame

No querías hablar y pasaste a la acción directamente. Ví tu mirada poseída de la manera más sensual que jamás te habría imaginado y sentí una atracción incontrolable que me indicaba en dirección a tus ojos primero y, después, a recorrer la comisura de tus labios encontrándome de bruces con tu lengua inquieta y húmeda.
Sin soltarme de tu boca, dejé libres mis manos, que se transformaron en caricias sobre tu rostro. Noté tu sonrojo. Era tu tierna timidez que hacía más excitante el momento. Entonces, acerqué mi pecho contra el tuyo, e hice tu palpitar mío. Tú, no dejabas de señalarme duramente y yo respondí asiéndome de tus muslos que me respondieron ofreciéndose. Me sentí igual de afortunado que tu sudor, por recorrer ambos las curvas en movimiento de tu imponente figura. Mientras nos perdíamos en deliciosas sonrisas maliciosas y miradas envueltas de la más pícara fantasía y... nos convertimos en esclavos del amor

miércoles, 15 de julio de 2009

Encuentros



Entras despacio por la puerta entreabierta. Entre luz tenue me despiertas el sentido y, mientras dejo volar la imaginación, me destapas el bote de las pasiones, que como embriagadora fragancia, la descubres al inspirarla, te lleva conmigo y tú, también te dejas.

Sigues aproximándote, has dado otro paso, quieres verme, cada vez, de más cerca. Consigues acortar la distancia y alargar el momento.

Tus ojos, ya se han clavado fijos en el objetivo: mi alma, que despierta y florece, se abre y se desparrama, se alegra y se desvanece.


- Ya están cerca. La intensidad crece, el corazón palpita, cada vez late más aprisa. Hasta que los dos son incapaces de mantener la distancia y se acercan. Entonces... coge impulso para lanzarse en el tobogán de los sentimientos y, es cuando nota el aleteo de las mariposas, que regresan a su estómago, inesperadamente. Da tres pasos, dirigiéndose hasta él, para ponerse delante suyo. Los dos, se clavan la mirada en los ojos y en el corazón. Están juntos al fin.

Ella levanta su mano y le acaricia el rostro, mientras él, cierra los ojos , mueve la cabeza hacia el lado y encoge el hombro, para con su gesto, querer coger su mano, con su cabeza, notar sus dedos y su palma en la mejilla mucho más intensamente, más fuerte todavía, pues esa sensación no le es suficiente y, por eso, el retorcer. Lo necesita; lo siente.

De nuevo, vuelven a encontrarse; ésta vez, con un beso profundo, romántico y breve. Se separan. Apoyan sus cabezas en los hombros del otro y reposan un breve instante.

Repiten la búsqueda y encuentran sus miradas y, de sus ojos, se desprenden lágrimas, que deslizan suavemente por el rostro rosado y tímido. Lentamente, con la mano extienden las lágrimas por la cara el uno al otro, disipándolas por las mejillas. Esta vez, ya no lloran, ahora son felices y comienzan a creer lo que están viviendo en ese preciso instante-


Tu cuerpo ya roza el mío. Y es en el tacto de tus yemas y, mi bello que también despierta, que mi piel alerta. Comienzo a sentirte. Despacio y lento, tus roces calan todo mi cuerpo, varan mi sentimiento y, al fin, alcanzan tu puerto. Entonces me encuentro jugando con la ternura de tu piel, perdiéndome en la inmensidad de tus océanos y humedeciendo los pronunciantes de tus palabras. Sin hueso en la boca. Sin hueso en tu cuerpo. Sin hueso en tu sexo.

martes, 14 de julio de 2009

Desgaste

No entiendo porque fuiste incapaz de decirme no. La confianza estaba disfrazada de miedos. Recuerda que antes que todo siempre fuimos buenos amigos. Bastones de apoyo para el camino. Justo cuando tropezamos, después de notar el inmenso dolor del golpe, tuve la gran suerte de encontrarte. Entonces, nos ayudamos a levantarnos mutuamente y fuimos capaces de caminar sin dirección, pero caminar al fin y al cabo. Al final pienso que ese desgaste por el gran esfuerzo, nos jugó una mala pasada y consiguió desgastarnos a nosotros, para allanar el terreno a la nueva frescura llegada, que para su buena suerte, lo difícil, ya habría pasado y otros se llevarían las cicatrices, los lloros, los sinsabores y la amargura que solamente serían capaces de ver sus protagonistas. El recuerdo siempre quedará impregnado, desgraciadamente. Pues para los nuevos, todas esas cosas, por suerte para ellos, quedaban ocultas, lejos del dolor y el sufrimiento vividos en aquellos momentos y, a veces, hasta tristemente inolvidables y difíciles de superar sin la ayuda de un sólido bastón cercano. C'est la vie.

miércoles, 8 de julio de 2009

Reflejos en el Mar



Allá afuera el sol quemaba sus últimos momentos, ya cansado de la actividad que lo había desgastado durante todo el día, desde que había amanecido.
La vista que le ofrecía la casa le ayudaba a sosegar su tristeza. Ésta, marchaba al igual que el gran astro.
Sus ojos veían un lago de superficie de manto calmado; en paz. Y era en esa paz, en la que quería sumergirse. Bucear todo el tiempo que pudieran aguantar sus pulmones, con el aire del que había inspirado aquel bello paraje.
Seguía inquieto. Comenzó a pensar con el corazón en la cabeza y, la cabeza, en los pies. Los latidos marcaban el paso. La vida es expresión - se dijo - y el amor, expresión cómplice. Acto seguido, inspiró profundamente el aroma de lo vivo; respiraba intensamente la vida.
Fue entonces cuando comprendió, como perro amarrado al eje de su propia persona, que la vida que llevaba tenía que soltarle cuerda. Darle más oportunidades, todavía. Y que, como pez que muerde el anzuelo de la pasión, había quedado herido y enganchado. Le habían atravesado el corazón...

miércoles, 1 de julio de 2009

Miradas



Me impacta como al coincidir con tus ojos me regalas esa mirada pícara, que llega envuelta ligera con la sonrisa de tu alma. Tus pestañas trazan sensaciones de colores. Acto seguido, prefieres castigarme pensando en que ya tuve suficiente con ese regalo y que no puedo ni debo esperar más que eso. Sabes de tu poder y me sigues embaucando con tus andares sensuales, contoneándote de forma sublime, a cada paso que das delante mío. Para colmo, me lanzas el lazo de tu fragancia por si no hubiera sido suficiente y, me acabas de embriagar de esta pasión que siento, este sentimiento encontrado que a la velocidad del rayo recorre mi cuerpo, me hace respirar más a prisa y me deja el alma embadurnada de esta pintura sobre el lienzo de tu figura en movimiento, que dispara todas las alertas de mis sentidos y me sume en el más bello caos de mis neuronas que chocan unas con otras diciéndose ¿has visto eso?.

martes, 30 de junio de 2009

Despe 2

La comida estaba hecha
el mantel colocado y las velas encendidas.
Se había dispuesto todo sin que apenas se hubiera dado cuenta nadie
El momento esperaba al último invitado
que llegaba de rositas, despreocupado y sin apenas saberlo,
se encontró ante el elixir de los dioses
convertido en cuerpo de mujer apasionada


Aunque Tú no lo sepas,
vi el amanecer contigo
pude sentir como tu sudor
acumulado durante la noche
liberaba tu cuerpo de la
urna de cristal

Escuché el tic tac de tu corazón conmovido y sentí como la pasión te arrastraba a lo excitante de lo desconocido.
Cerrabas los ojos mientras disfrutabas del resto de tus sentidos
Intensificaste tus placenteras sensaciones

Me has enseñado una cosa muy importante y te lo agradezco de corazón y, es que en esta vida estamos para sentir y hacer sentir. Que todos nuestros actos han de ir encaminados a eso y que todo lo contrario, habrá sido desperdiciar lo valioso de esta vida y no haberle dado el calado que merece esta oportunidad.